Aniversario de la Artillería Naval

Noticias Institucionales

El héroe del Combate Naval de Iquique como guardiamarina y posteriormente, Comandante Arturo Fernández Vial, obtuvo el 2 de diciembre de 1892 la firma del decreto supremo que creaba la Escuela de Artillería Naval y Torpedos.

El héroe del Combate Naval de Iquique como guardiamarina y posteriormente, Comandante Arturo Fernández Vial, obtuvo el 2 de diciembre de 1892 la firma del decreto supremo que creaba la Escuela de Artillería Naval y Torpedos. Al instalarse dicho plantel a bordo del blindado “Almirante Cochrane” en 1894, el Presidente de la República de la época, Almirante Jorge Montt Alvarez dio vida oficial a la que con el tiempo se transformó en la Escuela de Artillería Naval, instalada desde el 4 de diciembre de 1943 en Las Salinas Viña del Mar.

Al conmemorarse en esta fecha el centésimo décimo sexto aniversario de esta academia que dio lugar al reconocimiento oficial de la especialidad de Artillería Naval, se hace imprescindible retroceder en la historia para recordar con nostalgia a las hidalgas tripulaciones de Oficiales y Suboficiales que con prestancia y gallardía marinera cubrieron las cinco torres de cañones de 14 pulgadas del acorazado “Almirante Latorre”, aquel coloso de los mares que fue expresión máxima de la Marina de Guerra de Chile en el siglo pasado.

La adquisición en 1951 de los cruceros “Capitán Prat” y “O”Higgins”, vinieron a reforzar con su poderosa artillería el liderazgo chileno en el Pacífico con un poder de fuego principal cada uno de 15 cañones de seis pulgadas; 8 cañones de cinco pulgadas, 28 ametralladoras de cuarenta milímetros y 24 de veinte milímetros, antiaéreas. Esta clase de buques ya no volverán a surcar airosos los mares de Chile con sus potentes cañones, pero sellaron una tradición artillera que se mantiene latente en el accionar actual de nuestros buques de guerra.

En esta fecha de relevantes reminiscencia para quienes mantuvieron en alto el espíritu de esta especialidad con vocación y profesionalismo, recordamos con afecto los nombres del oficial artillero Daniel Arellano Mac Leod y a los ya fallecidos, José T. Merino Castro, Hernán Risso Valle, Roberto Garnhan Abbott y Williams Walbaun Wood . Los suboficiales Lorenzo Ramírez Negrete, Luis Bon Guzmán, Agustín Walker Garrido y Reinaldo Briones Espinoza, entre otras tantas glorias de la particularidad.

Deja un comentario