Grupos Matte y Angelini invertirán US$ 39 millones en Puerto Lirquén

Noticias Industriales
Por medio de una inversión de US$ 38,9 millones, los grupos Matte y Angelini buscarán incrementar su negocio portuario, específicamente, a través de la ampliación del Puerto Lirquén (VIII Región).

Por medio de una inversión de US$ 38,9 millones, los grupos Matte y Angelini buscarán incrementar su negocio portuario, específicamente, a través de la ampliación del Puerto Lirquén (VIII Región), el mayor puerto privado de servicio público del país.

Puerto Lirquén es controlado por el Grupo Matte, con el 80% de la propiedad, mientras el Grupo Angelini posee el 20% restante, mediante las sociedades Celulosa Arauco y Constitución, y la propia Copec Combustibles.

Puntualmente, se anexarán estructuras a los extremos sur y norte del segundo muelle de Lirquén, para ampliar su largo desde los actuales 200 m hasta los 610 m, según lo informado en Estrategia.

Gracias a esa ampliación, el recinto contará con dos nuevos sitios de atraque, a fin de recibir naves de hasta 294,12 m de largo (eslora) y 32,2 m de ancho (manga), equivalentes a buques de 74.140 t.

Así se desprende de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada por la compañía ante el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) de la Conama.

Operaciones
La ampliación del recinto portuario se enmarca dentro del constante crecimiento de las exportaciones desde la VIII Región, en especial de sus envíos de madera seca y elaborada.

El mencionado puerto posee una capacidad instalada que asciende a 5.500.000 de t y en su calidad de recinto multipropósito, ofrece servicios a exportadores, importadores y armadores de la zona.

Lirquén, además, cuenta con 122.000 m3 de bodegas de almacenamiento, principalmente para productos tales como celulosa, maderas secas, tableros y otros subproductos madereros.

Sus inicios como puerto comercial datan de mediados de siglo pasado (1953), cuando Carbonífera Lirquén decidió extender su muelle para permitir el atraque directo de naves y así evitar el embarque de carbón por medio de lanchas.

Deja un comentario