22.341 lecturas

Estudio descartaría presencia de enfermedades de declaración obligatoria OIE en bivalvos chilenos

Entrega auspiciosos datos para el sector productivo y las exportaciones de los bivalvos en fresco, ya que no fueron detectadas enfermedades de declaración obligatoria según la OIE.



La semana pasada se presentaron en Puerto Montt los resultados preliminares del proyecto MEC de Conicyt “Reforzamiento de las capacidades de investigación en el área de patologías de moluscos”. Dicho estudio entrega auspiciosos datos para el sector productivo y las exportaciones de los bivalvos en fresco, ya que no fueron detectadas enfermedades de declaración obligatoria según la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal).

Según la investigación, en la que participaron la Universidad Arturo Prat y Fundación Chinquihue, no se halló ninguna enfermedad de declaración obligatoria según la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal), ni en el chorito, Mytilus chilensis, ni en el culengue, Gari solida. Estos resultados son auspiciosos, ya que permitiría la exportación en fresco de ejemplares de ambas especies procedentes de la región estudiada. Según la investigadora Claudia Puebla, de la Universidad Arturo Prat, este sería un primer reporte de lo que hay en chorito y culengue en Chile, pero muy puntual, ya que se realizó solo un muestreo.

Pese a no ser detectadas enfermedades de declaración obligatoria según la OIE, en las semillas de chorito estudiadas, en los adultos de Mytilus chilensis se halló una enfermedad denominada neoplasia (proliferación anormal) hemocítica, que afecta a los hemocitos en todos los órganos y tejidos. Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de grandes (2 a 4 veces el diámetro de un hemocito normal) células anaplásicas (células indiferenciadas) circulando, que poseen una núcleo pleomórfico e hipercormático. En un ejemplar muy afectado se observó castración, ya que los folículos gonadales estaban vacíos, siendo que en la mayor parte del resto de los especímenes la gónada se encontró madura; histológicamente, las branquias se observaron inflamadas debido a la presencia de numerosos hemocitos anaplásicos.

Diseños y metodologías de muestreo

Se diseñó el muestreo y la metodología de trabajo a implementarse para la evaluación del estado de salud de recursos Choritos (Mytilus chilensis) y Culengue (Gari solida). La época del año elegida, noviembre, se debe a que es en la época cálida cuando las principales enfermedades de los bivalvos se hacen más prevalentes (Manual de Pruebas de Diagnóstico para los animales acuáticos de la OIE, 2010). Se seleccionaron adultos de talla comercial tanto procedentes de cultivo como de bancos naturales y semillas del tamaño en el que son comercializadas (entre 20 y 30 mm).

En el caso del chorito los ejemplares de semillas (captación mediante sistema long line) y adultos (colectados mediante buceo autónomo), se obtuvieron de 2 sitios en el Estuario de Reloncaví (41 41’ 15,8” S; 72 26’ 11,2”O), Marimellí hacia la boca del estuario y Cochamó (41 30’ 29,2” S; 72 17’ 43,0”O), hacia la desembocadura del Río Petrohué. Y además de Teupa (42 40’ 29,11” S; 73 40’ 18,75”O, a 11 km. al sureste de la ciudad de Chonchi, Isla Grande de Chiloé), se obtuvieron ejemplares adultos de cultivo.

En el caso del culengue, la obtención de ejemplares fue procedentes de la pesca artesanal (mediante buceo autónomo a aproximadamente 15-20 m de profundidad), colectados en Carelmapu (41 44’ 27,38” S; 73 41’ 55,18”O).

La directora del proyecto fue Elisa Pacheco, de la Universidad Arturo Prat, quien estuvo a cargo del equipo de investigadores integrado por la Doctora Florencia Cremonte (CENPAT Argentina), Viviana Videla (Fundación Chinquihue), Claudia Puebla (Universidad Arturo Prat), Jorge Tilleria (Fundación Chinquihue) y Ramiro Contreras (Universidad Arturo Prat).

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *