Científicos europeos visitarán instituciones chilenas del área de la Biorrefinería de Microalgas

Contenido

Actividades se llevarán a cabo entre el 3 y el 8 de septiembre de 2012 en localidades del norte, centro y sur de Chile, cubriendo la gama completa de capacidades de investigación en el campo (Mundo Acuícola).


Una Misión Científica organizada por el Programa Unión Europea de CONICYT, en conjunto con instituciones a lo largo del país, llevará a científicos europeos en el campo de las bio-refinerías de algas a colaborar con sus pares chilenos.

La misión, impulsada por CONICYT, a través del Programa Unión Europea del Departamento de Relaciones Internacionales (DRI), “tiene como principal objetivo el fortalecimiento de la cooperación científica y tecnológica entre investigadores chilenos y europeos, y espera propiciar la creación de una postulación conjunta para la convocatoria en Bio-refinerías de CO2 de algas abierta por el Séptimo Programa Marco de la Unión Europea (7PM)”, en palabras de la directora del DRI, María Teresa Ramírez.

Las actividades contempladas en la misión se llevarán a cabo entre el 3 y el 8 de septiembre de 2012 en localidades del norte, centro y sur de Chile, cubriendo la gama completa de capacidades de investigación en el campo, combinando la excelencia científica, plantas piloto y laboratorios, así como las ubicaciones geográficas y proyectos de investigación en curso que Chile puede ofrecer.

Las algas representan una alternativa promisoria para convertir el CO2 (como el liberado a la atmósfera por los procesos industriales) en biocombustibles y otros productos de valor agregado. De esta manera, la bio-refinería de algas puede mitigar los conflictos asociados al uso de alimentos como combustible, y puede ser especialmente ventajoso para las regiones con limitada disponibilidad de biomasa y grandes extensiones de tierra inutilizable para la agricultura.

La Comisión Europea, a través del 7PM –su principal instrumento de financiamiento para la investigación–, ha lanzado una convocatoria específica en este tema, y con este motivo seis investigadores europeos, provenientes de España, Francia, Holanda, Portugal y Austria, realizarán un recorrido por las principales universidades y empresas chilenas que realizan investigación e innovación en estas áreas, en miras a plantear una propuesta colaborativa con sus anfitriones chilenos.

El interés de Chile en propiciar instancias como esta tiene un sólido precedente, tal como lo explica María Teresa Ramírez: “Chile tiene una larga trayectoria de investigación colaborativa con Europa, producto de los lazos y acuerdos que nos unen y que permiten articular el conocimiento y la innovación. El número de participantes chilenos en el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Unión Europea – instrumento que rige la investigación básica y aplicada comunitaria -, ha crecido sostenidamente en los últimos años. Actualmente, alrededor de cien equipos de investigadores chilenos se benefician de las oportunidades que ofrece el Programa Marco, realizando proyectos de vanguardia con sus pares europeos y del resto del mundo”.

La propuesta en cuestión deberá desarrollar enfoques innovadores para abordar los principales desafíos asociados al desarrollo de la bio-refinería de algas, centrándose principalmente en la producción de alto valor agregado, en la forma de polímeros, productos farmacéuticos, aceites de alto valor, productos químicos, compuestos bio-activos, colorantes, etc. Asimismo, el potencial de integración con otros procesos (como la producción de biocombustibles, tratamiento de agua o la captura de carbono) y la valorización de todos los productos son elementos altamente relevantes, como medio de asegurar la viabilidad económica, ambiental y social de todo el concepto.

Las propuestas que resulten ganadoras recibirán fondos de hasta 20.000.000€ para la íntegra implementación de una propuesta que entregue una base científica y tecnológica sólida para fundamentar las decisiones estratégicas para el desarrollo industrial de productos de alto valor añadido de las algas.

En Chile, las bio-refinerías de algas son un área pujante en la que algunas de las principales universidades del país ha depositado su interés, generando iniciativas conjuntas con la empresa privada que han resultado en el desarrollo de investigación de primera línea y la instalación de plantas piloto que sirven a los objetivos tanto de la academia como de la industria a nivel local y regional americano.

Los integrantes europeos de la misión podrán conocer todos estos desarrollos de manera directa a través del recorrido preparado por el Programa Unión Europea en conjunto con los representantes locales – pertenecientes a la Universidad de La Frontera, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad de Antofagasta, Aeon Biogroup, Algae Fuels S.A. y Desert Bioenergy S.A.

Deja un comentario