Combate Naval de Chipana

Historias de Mar
El próximo jueves 12 de abril se conmemora el 128 aniversario del Combate Naval de Chipana, primera acción naval de la Guerra del Pacífico.

 

El próximo jueves 12 de abril  se conmemora el centésimo vigésimo octavo aniversario del Combate Naval de Chipana, primera acción naval, de la Guerra del Pacífico, que involucró  a la corbeta chilena “Magallanes” al mando del Capitán de Fragata, don Juan José Latorre y a una división peruana integrada por la cañonera “Pilcomayo” y corbeta “Unión”, ambas unidades al mando del Comodoro, Aurelio García y García.
 
En la histórica oportunidad, la “Magallanes” navegaba de Antofagasta a Iquique, llevando una importante correspondencia de guerra, cuando en la mañana del 12 de abril de 1879 fue interceptada por las naves peruanas que eran potencialmente superiores en sus montajes de artillería. El Comandante Latorre, sabiendo que  el andar de los buques adversarios era muy distinto, puso proa directamente al norte, forzando al máximo sus máquinas; así podía dejar atrás a la “Pilcomayo” de menor andar y batirse separadamente con la “Unión”.

A las 10.50 horas la “Pilcomayo” rompió el fuego de enfilada a una distancia de 3.500 metros. El proyectil cayó a pocos metros de la proa de la “Magallanes”, mientras que la “Unión”, cayendo ligeramente a estribor, rompió los suyos con su batería de cañones de babor. El Comandante Latorre decidido a entablar combate afirmó la bandera chilena al tope del mástil, con un disparo de cañón, mientras la tripulación gorra en mano, gritaba con entusiasmo ¡Viva Chile! …

La “Magallanes” no contestó los fuegos que le hacía la “Pilcomayo”, sino que los dirigió sobre la nave más peligrosa la “Unión”, ya que la “Pilcomayo” fue quedando atrás perdiendo toda significación en el combate. A las 12.55, dos granadas de la “Magallanes” alcanzaron a la “Unión” en la cual se produjo un gran escape de vapor. Ante la emergencia este buque se alejó de la  corbeta chilena para reunirse con la “Pilcomayo”, desistiendo de la caza ambas unidades peruanas en su maniobra de capturar al buque chileno
 
En estas condiciones, la corbeta “Magallanes” siguió su navegación rumbo a Iquique donde se reunió con la Escuadra, para entregar la comunicación urgente, al Ministro de Guerra cumpliendo de esta manera la importante misión asignada. Triunfo muy significativo para nuestra Marina de Guerra, cuya tripulación supo con habilidad y valor sobreponerse ente la superioridad de los buques contrarios.

Manuel Chamorro Moreno
Suboficial (R) Armada de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *