Relevante Misión en la Antártica

Historias de Mar
El 6 de febrero de 1947 se inaugura solemnemente la Base Naval “Arturo Prat”.

“Mientras haya un buque en el mar en cuya popa flamee nuestra bandera, no habrá más que un solo Chile, de Arica a la Antártica”: histórica frase pronunciada por el Comodoro de la Primera Expedición al continente helado, Capitán de Navío Federico Guesalaga Toro, al inaugurar solemnemente la Base Naval “Arturo Prat”, el día 6 de febrero de 1947, hecho de trascendencia nacional que hoy se recuerda como un homenaje a los valientes que sellaron con su presencia los derechos de la República sobre el Territorio Antártico Chileno determinado por el Decreto 1.747, con fecha 6 de noviembre de 1940.

Un año después, el 17 de febrero de 1948, para reafirmar nuestro derecho soberano en dicho territorio, en medio de salvas de artillería y ulular de sirenas, arribaba a la Base Naval “Arturo Prat”, el Presidente de la República, don Gabriel González Videla, constituyéndose en el primer Jefe de Estado en visitar la Antártica. Llegó al lugar a bordo del transporte “Presidente Pinto”, escoltado por la fragata “Covadonga” y petrolero “Rancagua”.

En esta oportunidad, S.E inauguró un busto del Comandante Prat y firmó el Decreto Supremo Nº 5 en virtud del cual concedió la “Medalla al Valor” al teniente 1º Boris Kopaitic O”Neil, primer Comandante de la Base Naval y a los integrantes de su valerosa dotación: Suboficial Practicante, Luis Coloma Rojas, Sargento 1º Radiotelegrafista Carlos Ribera Tenorio, Cabo 2º Radiotelegrafista Carlos Arriagada, marineros Agueda Gutiérrez Sanhueza y Luis Paredes Uribe.

Fue en la Base Naval “Arturo Prat” donde por primera vez ciudadanos chilenos e integrantes de la Armada de Chile cumplieron una ininterrumpida permanencia de un año en tierras antárticas, montando guardia en un clima inhóspito, rudo e implacable, aislados en esa inmensa soledad y silencio enervante, pero dotados de coraje y decisión, como lo exaltara en su oportunidad, el gran escritor Naval don Rodrigo Fuenzalida Bade

Hoy, la Armada depositaria de la confianza de la Nación, de perpetuar en el continente blanco un trazado histórico iniciado el 6 de febrero de 1947, continúa con fervor y entusiasmo por la ruta iniciada por una generación de distinguidos marinos, quienes con profesionalismo y corazón de chilenos marcaron para siempre un singladura que deberán seguir con honor y grandeza las presentes y futuras tripulaciones de la Marina de Guerra de Chile.

Manuel Chamorro Moreno
Suboficial (R) Armada de Chile

 

Deja un comentario