Turismo se reactiva en zonas afectadas por tsunami a casi dos años del 27/F

Mar Nutricional

A pocos días de cumplirse dos años desde el terremoto del 27 de febrero de 2010 y el posterior tsunami que arrasó con miles de kilómetros del borde costero del país, el gobierno lanzó una campaña para incentivar el turismo en los balnearios afectados por la catástrofe. Lugares como Pichilemi, Iloca y Dichato, entre otros, debieron reconstruirse prácticamente desde los escombros y tuvieron que recobrar la confianza de los turistas.

 

Afortunadamente, los empresarios del sector turístico sacan cuentas alegres en lo que va de la temporada estival, ya que los veraneantes han preferido estos lugares. Así lo confirma Sernatur de la Región de O’Higgins, que manifiesta que se ha registrado “un alto crecimiento de la demanda respecto a la temporada anterior entre un 70% a 80% en los destinos de Pichilemu, Navidad y Bucalemu”.

“En relación a la temporada de verano pasada ha aumentado el turismo costero en la región. En Bucalemu tenemos un aumento en el flujo de veraneantes de un 50%. En el mes de enero, en Pichilemu, la tasa de variación de ocupabilidad tuvo un aumento de 51,6%”, agrega la oficina regional.

También atribuye esta alza a la recuperación de la confianza de los turistas, situación que se ve reflejada “en las cifras que desde el 2010 han aumentado. Por ejemplo, dentro de las cifras que manejamos, es que en enero del presente año, según la tasa de ocupabilidad, la muestra indica que la confianza en Pichilemu está en un 97,5%”, dice Sernatur O’Higgins.

REGION DEL MAULE

En el Maule también se ha percibido un repunte en el sector turístico, tal como lo confirma la directora Regional de Sernatur del Maule, Julieta Romero, y por lo mismo, ya se puede hablar de reactivación.

“Este verano 2012 hemos visto un fuerte repunte en todo lo que es ocupaciones de servicios de alojamiento y alimentación. Sobre todo los fines de semana que desde enero están copados. Durante la semana también el flujo aumentó considerablemente en relación al 20112”, dice.

El sector costero es el más visitado por los turistas y cerca del 100% de los servicios ya se han recuperado, así como los accesos a estos lugares y la señalética de evacuación. “El turista ha recuperado la confianza para volver a disfrutar de los hermosos paisajes campo mar y de la exquisita gastronomía costera”, sostiene Romero.

 

La demanda por veranear en lugares como Pichilemu, Iloca o Dichato ha crecido en comparación con el verano pasado y ya se habla de un repunte en este sector después de la catástrofe. 

REGION DEL BIOBIO

En el Biobío, en tanto, la temporada veraniega retoma su ritmo de crecimiento en el borde costero y este año los principales destinos turísticos han visto en muchas ocasiones superada su capacidad. Tal es el caso de Dichato, balneario que se ha visto copado en especial los fines de semana con los eventos de “Viva Dichato”. 

Empresarios turísticos de la zona, como Nitzi Salazar, dueña de las cabañas Camping El Encanto, señala que incluso enero fue un excelente mes, llegando a 80% de ocupación. 

La misma opinión tiene Yasna Soto, presidenta de la Corporación de Turismo de Tomé, quien manifiesta que el año pasado a igual fecha la ocupación no superaba el 50% y este año tienen todo reservado con un 100% hasta fines de febrero. 

En tanto, en Cobquecura -epicentro del terremoto-, también hacen un buen balance. Eric Fernández, dueño del restorán El Puerto de Buchupureo señala que casi toda la temporada ha estado a un 90% de capacidad instalada.

La excepción de esta región ha sido la Provincia de Arauco con sus playas de Lebu y Tirúa, donde pese a presentar un aumento de turistas en relación al 2011, los empresarios turísticos aseguran que aún no recuperan la afluencia de público de antes del 27/F.

Para la Directora Regional de Turismo, Katherine Echaíz, esta temporada recién comienza a normalizarse, puesto que el año pasado aún había temor de venir a la zona. “En enero del año 2010 recibimos 94.981 turistas y el año 2011, tras el terremoto, esa cifra disminuyó a 92.581 turistas. Hoy podemos decir que haciendo los primeros cálculos y considerando que la tasa de pernoctación en la región aumentó un 3% a nivel regional este año 2012, enero superó la cifra del año 2010 sobrepasando los 95.000 turistas”, señala.

 

Fuente: La tercera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *