23.237 lecturas

Del heroísmo a la inmortalidad

marineros_fuente

Agosto…, mes sensible…, conmemorativo. Para nuestra agrupación “Contingente 59”, de la Escuela de Grumetes, es fecha en que se rinde justiciero homenaje a los “Héroes de la Paz”, con motivo del hundimiento de la escampavía “Janequeo”, aquella aciaga mañana del día domingo 15 de agosto de 1965, en la Caleta Lliuco, de la Bahía San Pedro.

La faena de este remolcador de alta mar consistía en desvarar al patrullero Leucotón que yacía prisionero en un banco de arena, en solo dos metros de agua; indefenso ante el furibundo ataque del embravecido mar.

Aquel día, el destino había congregado en dicho escenario a hombres, naves e inclemencias, para que juntos, compusieran una oda a la valentía, al honor, al coraje, al heroísmo y, – por sobre todo – al amor por los semejantes; quedando impresa indeleblemente, en la Catedral; también llamada Roca Campanario.

            El fallecimiento de 52 marinos y la pérdida de dos naves de nuestra Armada, más que un recuerdo entristecido, representan una epopeya que nos colma de merecido orgullo, a quienes pertenecen o han pertenecido a nuestra reverenciada Armada de Chile.

            Es propicio comentar que la Empresa Audiovisual “UAU Comunicaciones, avanza raudamente en la producción del documental que narra dicha proeza; intitulado “El último viaje de la Janequeo”, con la colaboración de la cofradía “Contingente 59”, y la estimable cooperación logística otorgada por  la Dirección de Comunicaciones de la Armada, mediante Carta de Patrocinio entregada por el Secretario General, Comodoro Sr. Leonel Muñoz Villarreal, y el Jefe del Depto. Coordinación, CN Sr. Cristian Figari Oxley,

            También debemos mencionar la permanente colaboración de la Fundación “Mar de Chile”, en la difusión de este proyecto y los variados eventos contenidos en esta notable historia, tanto de nuestros héroes, el Marinero Mario Fuentealba Recabarren y el Cabo Leopoldo Odger Flores, como así también a los mártires y héroes anónimos que el destino los hizo partícipes de esta relevante proeza.

            Y así, mientras el tímido sol de agosto, acaricia lascivo el brote temprano que antecede a la primavera; mi alma presagia la gran premiere exhibiendo el film documental, en donde el espíritu de de nuestros héroes se eterniza en la mente y corazón de este noble pueblo llamado Chile.

            Imagino emociones contenidas y lágrimas furtivas; escucho vítores frenéticos y cálidos aplausos, y presiento el júbilo de un país agradecido que honra con justicia a sus mártires y héroes.

== ARDAUC ==

 

CARLOS R. CUADRA ACUÑA

RR.PP. “Contingente 59”

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *