El legandario Crucero “Chacabuco”

Historias de Mar, Noticias Históricas

crucero chacabuco

EL LEGENDARIO CRUCERO “CHACABUCO”

El flamante crucero “Chacabuco”, construido para la Armada en Inglaterra en 1897, comenzó a hacerse  famoso desde el comienzo mismo del inicio de sus actividades navales, al ser designado en 1902, antes de iniciar su viaje a Chile, para representar a nuestro país en la Coronación del Rey Eduardo VII. En esa oportunidad, debía participar entre otras actividades, en una Gran Revista Naval, pero lamentablemente el Rey enfermó y esta ceremonia hubo que suspenderse. Pero en 1911, le volvió a tocar en suerte viajar al viejo continente para participar, ahora, en la Gran Revista Naval a realizarse en Spithead, con motivo de la coronación del Rey Jorge V de Inglaterra, tarea que su tripulación cumplió con prestancia y gallardía marinera.

Dado de baja en la década del 30, con cerca de 35 años de servicios distinguidos al país, volvió a hacer noticia en 1940, al estimar el Alto Mando Naval que ante la contingencia de la Segunda Guerra Mundial, era de imprescindible necesidad de reactivar al viejo y achacoso crucero “Chacabuco”, amarrado a los muelles de Talcahuano como un enfermo terminal. Pero el destino lo puso nuevamente en la primera línea de combate de la flota, al ser modernizada su estructura, reforzadas sus calderas y cambiadas sus plataformas de artillería y puente de mando, en un esfuerzo titánico realizados por ingenieros y obreros de los Arsenales de Marina, en Talcahuano.

De esta manera, con fecha 24 de diciembre de 1941, en una página que debiera estar grabada con un broche de oro en la historia de la ingeniería  naval chilena, el famoso crucero “Chacabuco”, con la bandera de combate izada al  tope de sus mástiles y luciendo en su reluciente cubierta los emblemas más representativos de la Marina de Guerra de Chile, se adentraba nuevamente en la leyenda para justificar con su andar de 18 nudos un trabajo de joyería que potenció el poderío naval de Chile en el Pacífico y fue por años un baluarte en el aprendizaje náutico de Oficiales, Suboficiales, Guardiamarinas y Grumetes al servicio de la República.

Bajo el alero de sus entrepuentes y cubiertas, tuve la gran oportunidad de empaparme de su historia y tradición al cumplir un período  de un mes de aprendizaje a bordo. Bajo las troneras de sus poderosos cañones de 6 pulgadas y grupos de ametralladoras antiaéreas,  en diciembre de 1945. En esa época, junto a los tenientes William Walbaun Wood, Hernán Risso Valle y Daniel Arellano Mac Leod, los Suboficiales Lorenzo Ramírez Negrete, Juan Pastor, y otros, acompañados, por un equipo de 80 marineros, obtuvimos con mucha satisfacción el título de especialistas en “Artillería Naval, ¡ Viva Chile!.

Atentamente

Manuel Chamorro Moreno

Suboficial (R) Armada

Santiago 29, diciembre 2014.

Deja un comentario