Patrullando la Noche de Año Nuevo en Altamar

Noticias de Fundación Mar de Chile, Noticias Históricas, Noticias Industriales

destructor-hyatt-1939

PATRULLANDO LA NOCHE DE AÑO NUEVO EN ALTA MAR

Al iniciarse la Segunda Guerra Mundial el 1º de septiembre de 1939, la Armada de Chile movilizó al máximo sus unidades en protección y resguardo de la soberanía marítima nacional, actividades que se vieron fuertemente incrementadas al entrar al conflicto los Estados Unidos de Norteamérica, luego del ataque japonés a la Base Naval de Pearl Harbour, el 7 de diciembre de 1941. Al conmemorarse en la fecha, los 75 años de este histórico acontecimiento, se recuerda con muestras de admiración y respeto la actuación heroica de nuestras tripulaciones, que desde los grados de Almirante a Grumete cumplieron con lealtad y sacrificio  la dura tarea encomendada por el Gobierno.

 

En esa época, Chile aportaba en abundancia su cobre y salitre. Innumerables convoyes carguíos de este material salían apresurados de los puertos de Iquique, Taltal, Chañaral, Antofagasta y Tocopilla afrontando los rigores de la guerra. Era tarea de la Armada de Chile proteger las faenas y carga de los buques mercantes y escoltarlos hacia puntos de alta mar, donde formaban convoyes protegidos con rumbo a los EE. UU y Europa. En la riesgosa época, el destructor “Hyatt” había sido especialmente equipado y destinado junto a otras unidades al resguardo y protección de buques en la zona, hasta el límite norte del país.

 

Con esta disposición su valerosa tripulación llegó a relevar a los destructores “Orella” y “Serrano” que se encontraban en la región. Los patrullajes y guardia de puerto se vieron aumentados con el auxilio a naves mercantes incendiándose al salir del puerto de Tocopilla, lo que hacía presentir sabotajes durante el embarque del salitre. En estas condiciones, según lo relatado por el marinero en ese entonces, Lorenzo Ramírez Negrete en su libro “La Marina Antigua, el destructor “Hyatt,” pasó el año nuevo en alta mar navegando, protegiendo la ruta de los mercantes extranjeros y la soberanía chilena en el conflicto. Misión que olvidada en el tiempo fue cumplida con honor y coraje por nuestros marinos, enalteciendo con ello la Historia Naval de Chile.

 

La noche del 31 de diciembre de 1941, mientras el timonel empuñando las manillas de la rueda de gobierno, cuarenta millas mar afuera, en una noche serena y estrellada, la tripulación del destructor “Haytt” junto a su Comandante,  brindaban por el feliz término de este patrullaje, por la familia y por el bienestar de la Nación. A partir de 1942 y en cumplimiento de estas obligaciones, la dotación fue relevada  por personal del destructor “Sargento Aldea”. Vaya este homenaje de recuerdo, para tan valientes como destacados marinos, que en cumplimiento de estas peligrosas labores, enaltecieron el accionar de la Marina de Guerra de Chile  ¡Viva Chile¡ -¡Viva la Patria

 

Atentamente,

 

 

Manual Chamorro Moreno

Suboficial (R) Armada

Santiago, diciembre de 2016

 

Manuel Chamorro Moreno
Suboficial (R) Armada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *