“Tricalma” Campeón del Nacional de Veleros J-105

Deportes

Embarcación capitaneada por Daniel González se convirtió en el primer monarca lidera el primer torneo chileno de la especialidad tras la jornada inaugural de regatas.
La Copa “Campeonato Nacional Generación 2012”, que premia a los barcos llegados a nuestro país durante el presente año, quedó en manos de “Big Booty”, de Miguel Salas.


El yate “Tricalma”, capitaneado por Daniel González Correa, se adjudicó esta tarde, a la cuadra del Club de Yates Algarrobo, el 1er. Campeonato Nacional de Veleros J-105, categoría nacida precisamente en el CYA y que en poco más de un año se ha convertido en la flota “One Design” (embarcaciones fabricadas en serie) más numerosa de la vela oceánica chilena.
Sin contratiempos se desarrollaron las tres regatas dominicales, en las que se impusieron “Tricalma” de Daniel González, “Recluta 3” de Miguel Pérez, y “Big Booty” de Miguel Salas, respectivamente, las mismas embarcaciones que, en ese orden, ocuparon el podio.
Tan ajustada fue la competencia que, contabilizando las seis regatas del fin de semana y un descarte eliminación del peor resultado), “Tricalma” (2-1-3-1-8-20) acumuló 15 puntos negativos, igual puntaje que “Recluta 3” (1-2-11-5-1-6), pero con mejores parciales.
Similar situación se vivió en la definición del tercer lugar, en que “Big Booty” (4-8-2-7-3-1) desplazó a “Grand Slam” de Patricio Seguel (6-3-4-3-4-3), ambos con 17 unidades.
Quinto se ubicó “Good Hope” de Sergio Baeza, con 21; seguido por “Spin Out” de Rodrigo Gumucio, con 28; y “Scimitar” de José Manuel Ugarte, con 33.
En tanto, por la Copa “Campeonato Nacional Generación 2012”, que premia a los barcos llegados a nuestro país durante el presente año, el vencedor fue “Big Booty”, escoltado por “Scimitar”, de José Manuel Ugarte, y por “Fogonazo”, de la Escuela Naval, capitaneado por Carlos Risso.
SE AGREDECE SU DIFUSIÓN
Informaciones: Silvana González Mesina, 92336942, prensasilvana@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario