Primer Vuelo Presidencial

Historia
Al Presidente de la República Arturo Alessandri Palma corresponde el alto honor de ser el Primer Jefe de Estado en realizar un vuelo en Chile en una travesía entre Valparaíso y Quintero.

Al Presidente de la República Arturo Alessandri Palma corresponde el alto honor de ser el Primer Jefe de Estado en realizar un vuelo en Chile en una travesía entre Valparaíso y Quintero. Para cumplimiento de esta misión, el Mandatario se embarcó en el bote volador “Guardiamarina Zañartu”, al mando del instructor ingles James Travers, siendo escoltado en la ocasión por dos hidroaviones Short 184 a cargo del teniente Luis Marín y del piloto Agustín Alcayaga, respectivamente.

La extraordinaria e histórica misión, relatada por el escritor Carlos Tromben en su libro “La Aviación Naval de Chile”, se efectuó el 4 de febrero de 1923 en los inicios heroicos de la aeronáutica nacional, concitando el interés del público y la prensa nacional, quienes junto al Jefe de Estado comprobaron el eficiente desarrollo alcanzado en esa época, por la Aviación Naval chilena, en su esfuerzo por apoyar las actividades de la Armada en sus operaciones de alta mar

En Quintero, destino final de este primer vuelo, el Primer Mandatario recibió a la Sra María Luisa Cousiño, que había donado los terrenos para la construcción de la nueva Base Aeronaval, que reemplazaría a la existente en Las Torpederas. En la oportunidad el Presidente agradeció a la distinguida dama este valioso aporte de relevancia histórica para el quehacer de la Aviación en Chile. Después de almuerzo realizó un nuevo vuelo para comprobar desde el aire los alcances de la construcción.

A su regreso a Valparaíso, por la misma vía, el Jefe de Estado fue recibido en el muelle por una entusiasta multitud que se había impuesto de este sorpresivo acontecimiento. Poco tiempo después, el 16 de marzo de 1923, al comprobar personalmente la eficacia de esta nueva arma el Presidente Alessandri firmó el decreto que creó oficialmente la Aviación Naval , dando con ello un trascendental paso en la grandeza y modernización de esta especialidad al servicio de la Armada de Chile y del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *