Nuestro mar territorial

Historia

 

“Y ese mar que tranquilo te baña, te promete un futuro esplendor”, dice en una de sus estrofas nuestro himno patrio, pero que como ciudadanos chilenos poco nos hemos preocupado por mantener y proteger esta inmensa riqueza marítima, que se mantiene inalterable merced al cuidado y protección de la Armada de Chile.

 

“Y ese mar que tranquilo te baña, te promete un futuro esplendor”, dice en una de sus estrofas nuestro himno patrio, pero que como ciudadanos chilenos poco nos hemos preocupado por mantener y proteger esta inmensa riqueza marítima, que se mantiene inalterable merced al cuidado y protección de la Armada de Chile.

La Institución naval en su permanente trabajo de custodia, defensa, divulgación y prosperidad de este bien nacional, al igual como lo hacen algunas entidades privadas, se ha dedicado desde siempre a fomentar entre la ciudadanía las bondades de esta herencia natural, siendo un extranjero el distinguido almirante Lord Alexander Thomas Cochrane, quien desde los tiempos de la independencia fue el primero en predecir y vaticinar la importancia estratégica de Chile en el Pacífico.

Revalorizar las palabras de tan destacado marino, es un deber de todo chileno. Por olvidarse muchas veces de estos claros conceptos históricos, hemos abandonado estos principios dando paso a intereses foráneos que han pretendido aprovecharse de esta situación para reclamar derechos inexistentes sobre nuestro legítimo mar territorial. Vaya la salvedad en este sentido, para el Presidente de la República don Gabriel González Videla, paladín en la defensa y derecho de nuestra soberanía en el mar y en la antártica chilena.

El interés gubernamental del gran estadista don Diego Portales nos señaló, asimismo, la situación apremiante de Chile en este grandioso mar, quien con clara visión de futuro pronosticó que de no ser consecuentes con nuestra situación estratégica en el Pacífico, el país se verá abocado a constantes dificultades para la seguridad de la República en su contexto de soberanía e integridad territorial marítima, recomendando políticas de divulgación culturales e históricas que afiancen estos principios en la conciencia ciudadana. También, quiero agregar en esta nota, como nos hemos ido olvidando de la generación de héroes que con esfuerzo y sacrificios nos legaron este patrimonio todo un símbolo de grandeza y prosperidad para el presente y futuro de nuestra patria.

Chile es y será siempre grande mirando al mar.

 

Deja un comentario